EL "ZOOILÓGICO" DE ESPAÑA. ALICIA MANCERAS RODRÍGUEZ

EL "ZOOILÓGICO" DE ESPAÑA

Sí, han leído bien ZOOILÓGICO , parece absurdo pero aunque no lo crean estos dos términos tienen en común más de lo que piensan, hasta el punto en el que nos encontramos en una sociedad donde no son animales sino  personas los que se pisotean unos a otros y donde en lugar de la ley del más fuerte prima la ley del más rico.  

Como se explicaría sino, que se dejen a familias con niños en la calle, sin casa y con una deuda que les acompañará de por vida, que haya gente que se muera de hambre y otros caprichosos tiren la comida, que se recompense la vagancia y no se premie el esfuerzo y el trabajo, que se rescaten bancos y se ahoguen a personas, que políticos vivan como reyes y  reyes como ladrones, mientras tanto, el de siempre, el pueblo, sufre diariamente. Esto, unido a una gran lista de etcéteras, hacen que vivamos en una sociedad carente de toda lógica.Carencia que se muestra presente en muchos aspectos, pero yo, como estudiante soy más consciente y por tanto más crítica con los fallos en el campo de la educación. 

Fallos que conceden becas a un estudiante de PCPI, que no es por menospreciar, pero cuyo único requisito es asistir a clase mientras que a un universitario se le exige un alto porcentaje de aprobados y no solo eso, sino unos requisitos económicos muy exigentes, fallos que hacen que un profesor joven con ganas de trabajar aun sacando un sobresaliente en las oposiciones vea como uno que hace años que perdió la pasión por su trabajo, se coloca por delante en las listas firmando un examen únicamente, fallos que hacen que se juzgue por igual e incluso se sobrevalore a estudiantes de colegios privados, cuando la realidad es que sus profesores son elegidos a dedos y  sus notas, en muchos casos,  compradas.

Esta es la realidad de la educación española, una realidad en la que habiendo estudiantes y profesores muy buenos se les desprecia y se les deja de lado, viéndose obligados a luchar cada día para alcanzar sus objetivos, mientras se premia y se recompensa a los malos, porque eso sí supone una buena acción que añadir al curriculum de España.