CARMEN Y LA DUQUESA. DIEGO JOSÉ FLORIDO

CARMEN Y LA DUQUESA
Viene siendo difícil empezar el programa cuando dejamos atrás una semana en la que la podredumbre de una sociedad y de sus gobernantes se materializa en el caso de Carmen, una mujer de 85 años que se ha convertido en una víctima de este sistema que vulnera los derechos fundamentales de personas como ella, en este caso, su crimen fue avalar a su hijo con su propio piso, en el barrio de Vallecas, en Madrid. Y se lo han quitado.

Otra vez más, porque Carmen es una de las cientos de miles de personas que se ha quedado sin casa. Una casa en la que ha pasado más de 50 años. Toda su vida. Y nuestros gobernantes, en vez de preocuparse por esta mujer y como demonios va a poder seguir viviendo, se emplea a fondo para que decenas de policías nacionales se planten en su casa y protejan al miserable usurero, llámese banquero o prestamista sin escrúpulos, para que ejecute sin impunidad este desahucio. Sangrante, doloroso.. vergonzoso.


Malnacidos estos gobernantes que permiten que personas muramos en vida, que cercenen nuestras ilusiones de poder compartir un mundo mejor. Que permitan que una mujer mayor y con escasos recursos, se quede en la calle.

Deshonrosos también nuestros medios de comunicación públicos que ponen su atención en otra mujer que muere con 88 años, podrida en abundancia de dinero y que, en este caso sí, un ayuntamiento como el de Sevilla le brinda todos los honores y abre sus puertas para honrar a una señora que no ha hecho más mérito que nacer en una dinastía con privilegios.
Y pobres de espíritu aquellas más de 80.000 personas, ciudadanos de a pie, que pasan a rendir pleitesía a la duquesa “rebelde”, aquella que “vivió como sintió” que es lo que ella mismo quiso que pusieran en su lápida.

Por suerte, son más lo que se movilizan y gritan, y salen a la calle para que esto no vuelva a ocurrir, para que esta panda de malnacidos se vayan y no vuelvan. Para que acabe esta sangría, para que no nos vuelvan a engañar, para que caigan fuerte al suelo y armen un gran estruendo. Porque son muchos, esperamos que la gran mayoría, los que piensan que es posible cambiar este modelo, que hace mucho tiempo que viene oliendo a podrido. Y conocemos las caras de las moscas que vuelan alrededor de la mierda.

En este caso ha sido la Plataforma de Afectados por la Hipoteca del barrio de Vallecas quien nos ha representado a muchos defendiendo a Carmen. Y también el orgullo obrero de todo el barrio, incluido su equipo de fútbol, que quizás sin pretenderlo, ha dado la lección a muchos.

En homenaje a este orgullo de barrio va este programa. Si tú también te quieres unir, prepárate para empezar este paseo por el Rompeolas, porque si también piensas que Carmen, y como ellas, millones de personas, se merecen que se les trate con dignidad, eres bienvenido.


Al fin y al cabo, para ser bien recibido aquí, solo te hace falta que tú no hayas sido una de esas 80.000 personas que fue a rendir pleitesía a Cayetana.