EL DEPORTE REY. DIEGO FLORIDO

EL DEPORTE REY
Si hace unos días valorábamos el orgullo de barrio para hablar del gesto del Rayo Vallecano, que dio la cara para denunciar el desahucio de Carmen, hoy tenemos que sacar la vergüenza del fútbol. El deporte rey, le llaman. Y es que unos descerebrados, amparándose en el amor a unos colores y la bandera de un club, son tan primitivos que se retan en una pelea callejera y han sido capaces de matar a una persona. De matarle a golpes, y tirarle a un río. Sin importarles nada, ni les interesa el fútbol y menos aún, como así ha sido, les interesa la vida de una persona.


No es este el fútbol que queremos y deseamos. No queremos que las rivalidades acaben en tragedias. Tampoco queremos el circo mediático que se forma alrededor de la liga de las estrellas y galácticos, amparados por unos vociferadores periodistas de televisión y prensa, que no tienen en cuenta que esto es deporte, nada más.

Todavía no entendemos que un aficionado no pueda ir a un campo contrario y llevar la bufanda de su equipo, sin importarle que esté en una ciudad distinta a la suya. Y sin hablar de los insultos en las gradas, de las pedradas a los autobuses, de los gritos racistas... hartos del machismo, de que el fútbol sea sólo cosa de hombres. Hartos de que ningún futbolista pueda decir abiertamente que es gay.

Definitivamente no es este el fútbol que queremos.