FÚTBOL Y VIOLENCIA. JESÚS MARTÍN OSTIOS

FÚTBOL Y VIOLENCIA

Ha tenido que morir un hincha del Deportivo de la Coruña para que todos se echen las manos a la cabeza por lo ocurrido entre los aficionados radicales del Atlético de Madrid (Frente Atlético) y los del Deportivo de la Coruña (Riazor Blues). ¿No se habían dado señales previamente? Cualquiera que vaya a un campo de fútbol sabe de la violencia que se mueve en torno al mundo del fútbol. Insultos, racismo y xenofobia, lanzamiento de objetos varios al campo, cánticos en algunos campos contra Aitor Zabaleta o Antonio Puerta, banderas fascistas en los estadios, peleas entre aficionados radicales... es algo muy habitual en torno al mundo del fútbol. ¿Qué se ha hecho mientras tanto? ¿Cuántos campos se han cerrado? ¿Qué cuantía han tenido las multas? ¿Cuántos equipos de fútbol se han atrevido a expulsar a sus hinchas más radicales? ¿De verdad que no había antecedentes? Este, nos guste o no, es el fútbol diario en nuestro país, nos guste o no, aunque algunos parecen que no se hayan dado cuenta hasta ahora.