DESIGUALDAD. JESÚS MARTÍN OSTIOS

DESIGUALDAD

La nueva ley de seguridad ciudadana que pretende implantar el ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, atenta contra derechos fundamentales. El uso de las llamadas “concertinas” en la valla que separa Melilla de Marruecos trasgrede los derechos humanos. La propuesta ya esbozada por Ana Botella, Esperanza Aguirre, Ignacio González, de limitar el derecho a huelga atropella un derecho básico de los trabajadores conseguido tras años de lucha. Todas estas limitaciones que se pretenden imponer no van a la raíz del problema que no es otra que la profunda desigualdad en la que vive la sociedad española. No hacen falta más leyes, ni tribunales especiales, bastaría con ir a las raíces de esa desigualdad y tratar de poner coto a esa enorme brecha entre ricos y pobres, ya sea a nivel nacional, ya sea a nivel internacional. Los recortes y las restricciones solo llevarán a más protestas y más desigualdades.