¿QUÉ ES LA LOMCE?

¿QUÉ ES LA LOMCE?
1. ¿Qué es la LOMCE o “Ley Wert”?
Es Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación. El 16 de octubre de 2013 se ha aprobado en el Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley. El texto definitivo de la Ley está pendiente de su aprobación tras su paso por el Senado. Se le llama “Ley Wert” porque es la promovida por el ministro de educación, José Ignacio Wert.
Esta ley, la LOMCE, sustituye a la actual, la LOE.

2. ¿Cuáles son los puntos clave de la LOMCE?

ü  Reválidas al final de cada etapa educativa (Primaria, ESO y Bachillerato): un examen final para poder pasar de etapa (en 6º de Primaria) y para dar al título (en 4º de ESO  y en 2º de Bachillerato). Las pruebas serán aplicadas  y calificadas por personal externo al centro, no por los profesores que han dado las clases. Si el alumno/a no pasa esta prueba externa final, a pesar de haber aprobado las asignaturas en su centro educativo, no tendrá el título.



ü  Reorganización de asignaturas (Primaria, ESO y Bachillerato): Las asignaturas se dividirán en troncales/específicas/de libre configuración autonómica. Las Comunidades Autónomas tendrán menor poder de decisión sobre las asignaturas de las distintas etapas (75% de las asignaturas las decide el Ministerio en el caso de las CCAA sin lengua cooficial)


ü  Asignaturas hasta ahora obligatorias pasan a optativas. Asignaturas que con la ley actual son obligatorias en algunos cursos, como Música, Tecnología o Educación Plástica; dejan de serlo y se convierten en optativas.


ü  Itinerarios diferenciados en 4º de ESO: dos titulaciones diferentes. Según el 4º cursado (enseñanzas académicas o enseñanzas aplicadas) se podrá acceder a Bachillerato o a Formación Profesional. El título no es el mismo en ambos itinerarios, y no permite al alumnado acceder a la otra opción. Se adelanta la decisión del alumnado entre una opción y otra: ahora, con la LOE, deciden tras cursar 4º de ESO y el título actual permite elegir libremente Bachillerato o FP. La “Reválida” final de 4º de ESO es diferente según el itinerario elegido, y contará el 30% en la nota final de la ESO.


ü  Desaparece la Diversificación Curricular. Se sustituye por los “programas de mejora del aprendizaje y el rendimiento”, a partir de 2º de ESO.


ü  Desaparece la Selectividad. El alumnado habrá de aprobar la “Reválida” para titular en Bachillerato. Este examen final, externo al centro, contará el 40% en la nota final de Bachillerato. Además, las Universidades podrán organizar sus propias pruebas de selección del alumnado.


ü  Religión tendrá más peso: Religión y su alternativa, Valores Éticos, contará en la media del expediente académico del alumno/a. Con la ley actual (LOE) la nota de estas asignaturas no puede tener peso en la nota media del alumno/a.


ü  Escuelas menos democráticas: menor poder de decisión del Consejo Escolar. Más poder de decisión del Director/a. Por ejemplo:
Los directores o directoras serán elegidos  (a través de un concurso de méritos y la valoración de un proyecto), por una comisión en la que los miembros de la Comunidad Educativa (familias, profesorado, alumnado y personal no docente) sólo estará representada en un porcentaje que oscila entre el 30 y el 49%. El resto de la Comisión, o sea, la mayoría de la misma, está constituida por la Administración Educativa. Es decir, tendrá mayor peso en la elección del Director o Directora la valoración de la Administración que la Comunidad Educativa de cada centro escolar.

Los Directores tendrán autonomía, además, para establecer requisitos y méritos específicos para los puestos ofertados de personal funcionario docente, así como para la ocupación de puestos en interinidad. También podrá rechazar la incorporación de interinos procedente de los listados centralizados; o proponer (o no) la continuidad del profesorado funcionario. En la práctica, podrá elegir qué profesorado está en el centro educativo y quiénes no.

3. Otras reformas educativas que ya se están aplicando en el actual curso escolar:

ü  Aumento de las ratios (número de alumnos/as por aula): se permite hasta un 20% más de las ratios establecidas por ley.

ü  Menos profesorado: al aumentar el número de horas de clase semanales del profesorado, hay menos profesores en los institutos (y más alumnos, por la subida de ratios)

ü  Las becas universitarias tienen que devolverse si no se aprueba el 50% de los créditos. Las condiciones para conseguir una beca universitaria se han endurecido desde el curso pasado

Los alumnos que comiencen estudios universitarios deben tener como mínimo un 5,5 de nota media para acceder a cualquier tipo de beca. Para revalidar estas becas en el segundo y posteriores cursos de Grado es necesario aprobar, de media, un 10% más de créditos que antes. En todo caso, depende de la rama académica. Por ejemplo, los estudiantes de Arquitectura tenían que aprobar el 60% de los créditos matriculados para renovar la ayuda. Ahora, necesitarán aprobar el 65%.

Por otra parte, los alumnos que reciban cualquier tipo de beca estarán obligados aprobar al menos el 50% de los créditos no solo para revalidar la ayuda, sino para no tener que devolverla. Es decir, si te matriculas en un curso de grado de 60 créditos y recibes una beca, tendrás que superar al menos la mitad. De lo contrario, tendrás que devolver al Estado la ayuda recibida al principio del curso.