CAPITALIDAD CULTURAL. DAVID MÁRQUEZ GARCÍA


MÁLAGA, CAPITAL CULTURAL 2016

Como malagueño estoy alegre, y es que Málaga desde hace unos años por fin opta a un evento internacional, y además este acontecimiento es cultural y de primer orden. De esta manera, y como no puede ser de otra forma, apoyo totalmente esta iniciativa, e invito a todos los malagueños y malagueñas a que también lo hagan.

Pero una vez dicho esto, hay que ver y pensar en las opciones reales que tenemos, o más bien, en las actuaciones que se están haciendo para tener opciones. Y aquí, mi primera alegría se torna en dudas. Y es que no veo que el Partido Popular que gobierna esta ciudad haga nada para conseguirlo, ya que la iniciativa del Ayuntamiento que abandera este proyecto, no va más allá de colocar un stand en la feria y repartir propaganda. Por lo tanto, hoy por hoy, el lema «Málaga capital cultural en 2016» no es más que un eslogan electoral vacío, carente de contenido.

Tras estas palabras, que nadie piense que no me gusta Málaga, todo lo contrario, estoy enamorado de ella, y por eso me duele ver cómo suceden las cosas en esta ciudad, que ya lleva siendo gobernada por el Partido Popular 13 años: se da permiso para construir y destruir en Villa Fernanda, se echa abajo la casona de la Virreina, y el centro histórico está lleno de solares vacíos llenos de escombros, de manera que nuestro actual alcalde sí que se merece el apodo de «destructor», «Francisco I el destructor».

Esta mala situación cultural de Málaga es más llamativa si la comparamos con otras ciudades de España, y es que, ¿con que símbolo arquitectónico identificarían a Málaga desde fuera? Otras ciudades se representan con edificios históricos: Sevilla con la Giralda, Barcelona con la Sagrada Familia, Madrid con el Prado, etc., en este sentido no podemos hacer nada, es la historia.

Pero lo que sí es llamativo que ciudades que no estaban en el mapa cultural se han colocado en estos últimos 13 años a la cabeza del turismo cultural, como son el Bilbao del Guggenheim, la Zaragoza de la Expo y la Valencia de la Ciudad de las Artes y la Ciencias.

Ante estas ciudades, y la gran distancia a la que estamos, mi sentimiento es de «complejo de inferioridad», pero ¿debería ser así?, yo creo que no, Málaga junto a las ciudades anteriores es una de las siete mayores de España. Entonces, ¿por qué Málaga está estancada y a tanta distancia?, y la respuesta es por la pasividad e incapacidad del Ayuntamiento.

De esta manera, no sé si podremos conseguir la capitalidad cultural, pero en caso de no lograrlo, lo que sí sé es la respuesta del alcalde, que como en el caso de la suciedad, dirá que es por la indolencia de los malagueños, y por supuesto por culpa de la Junta de Andalucía. Por todo esto, espero que los malagueños y malagueñas exijamos un cambio radical en la política cultural del Ayuntamiento, para que no se reduzca únicamente a la propaganda, y de esta manera podamos ser una candidatura seria para la capitalidad cultural, que en caso de conseguirlo será algo muy positivo para nuestra ciudad, y por tanto para todos nosotros.

2 comentarios:

ANA MEDINA dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con mi amigo David, y me da mucha pena que estén haciendo con mi Málaga lo que están haciendo: es una pena andar por la mayoría de las calles del centro, una pena pisar las playas, una pena La Coracha, una pena como ha desaparecido ese aire marinero y pintoresco que tenía nuestra ciudad...y ésto sigue y seguirá así...Esta lucha es de los malagueños porque sólo nosotros queremos a Málaga como hay que quererla.

Enhorabuena por tu publicación.
Besos

Anónimo dijo...

Si, David tiene razón, pero eso es algo que no ha sido sólo culpa del actual gobierno, el de Pedro Aparicio hizo lo mismo