COLABORA CON LA REVISTA UTOPÍA

COLABORA CON NOSOTROS A TRAVÉS DEL CORREO ELECTRÓNICO martinostios@hotmail.com

ENTREVISTA CARLOS CARNICERO

CARLOS CARNICERO

Periodista zaragozano que comenzó su carrera como colaborador en El Diario Vasco y La Voz de Guipúzcoa. En 1982 ingresaría en la revista Tiempo para posteriormente colaborar en el programa La Linterna de la Cadena Cope. También ha trabajado en Diario 16, Onda Cero, Antena 3 Radio… Desde 1994 ha trabado en la Cadena Ser como analista político en los programas “La Ventana” y “Hora 25”. A nivel televiso colabora en “La mirada crítica” de Telecinco y “59 segundos” de TVE. Recientemente ha sido despedido de la Cadena Ser. Actualmente trabaja en su blog “Náufrago de la izquierda”.

Este verano ha sido usted despedido de la Cadena Ser, ¿por qué?
Pues la verdad es que no lo sé, no se me dio ninguna explicación. Y por lo tanto estoy tan sorprendido como cualquiera.

Ha dicho usted en su blog que el candidato socialista Rubalcaba le llamó para señalarle que no tenía nada que ver en su despido de la SER. ¿Tiene algo que ver Rubalcaba en esta decisión?
Yo no podría asegurar eso. Yo lo que hice fue preguntarle a la persona que me despidió si realmente tenía algo que ver la campaña electoral y tenía algo que ver el candidato socialista. Porque lo que está claro es que Rubalcaba tiene una relación muy estrecha con el grupo PRISA, hasta el punto que lo que me sorprendió fue el director de informativos llamó a Rubalcaba para explicarle la conversación que habíamos tenido y eso me parece una falta de profesionalidad enorme por parte del director de informativo de la SER, Antonio Hernández Rodicio, y me pareció que indudablemente que allí había algún tipo de complicidad pero yo no sabría precisar más. Lo único que sé es que Rubalcaba estuvo al tanto de mi despido, hasta el punto de que el director de informativos le llamó para informarle de la conversación que habíamos tenido.

¿Por qué le preguntó usted si Rubalcaba tenía algo que ver en el despido?
La verdad es que cualquier a persona con dos dedos de frente le resulta muy difícil disociar que despedían a una persona que lleva trabajando 17 años y que de repente en vísperas de la campaña electoral tan importante como esta, decidan prescindir de mí de manera tan radical y rápida. Le pregunte para ver si la verdad estaba en que mi posición como analista político habría podido molestar al candidato socialista o habría podido incomodar las relaciones del grupo PRISA con el Partido Socialista. Yo trato de buscar una explicación que todavía no la tengo.

¿Ha hablado con Ángels Barceló o Gemma Nierga?
No, ninguna de ellas me ha llamado. La única referencia que tengo fue una entrada en twitter de la señora Ángels Barceló diciendo que se hacía responsable del despido, pero no tiene mucha lógica porque la señora Barceló me podía echar de su programa, Hora 25, pero no me podía echar del programa de Gemma Nierga. El mismo día se me despidió absolutamente de la SER. Por lo tanto yo no creo que la señora Barceló diga la verdad sobre que la responsable de mi despido fue ella porque si la iniciativa hubiera sido suya solamente me hubieran despedido de Hora 25.

¿Se siente decepcionado con ambas periodistas?
No es que me sienta decepcionado. Me parece que actuaron de una forma cuanto menos poco ética, poco correcta. Cuando se está trabajando con alguien se le llama para comunicarle que va a ser despedido, pero a mí me despidieron en un bar de la Gran Vía de Madrid. Después de 17 años estrechamente vinculado a la Cadena SER, me parece que no son formas. Eso, no obstante, corresponde a otras personas cerrarlo. Este asunto para mí queda archivado.

¿Cuáles son ahora sus planes?
Me fui de la SER en el mes de Agosto que es muy mal mes para tomar decisiones profesionales. Voy a esperar a que empiece el curso, voy a estar abierto a escuchar propuestas si las hay y no tengo más planes que seguir con mi blog que es el proyecto más importante que tengo en mis manos. Sigo con mis colaboraciones en otros medios como el Periódico de Cataluña y voy a esperar a ver como discurren los acontecimientos.

Se acercan elecciones generales y todo parece indicar que el PP se hará con la victoria. A lo largo de estos siete años han pasado muchas cosas en nuestro país ¿Cómo valora usted la gestión de Zapatero en estos años?
Yo creo que Zapatero es un tipo muy peculiar, ha sido una forma de gobierno muy personalista en su forma de actuar y de entender la política y creo que eso ha marcado mucho la labor de su gobierno. Se ha visto desbordado por los acontecimientos. Creo que se equivocó y tendría que haber disuelto el Parlamento cuando se produjo la gran crisis en el mes de Marzo en el que le apretaron para hacer las reformas contrarias a las que él siempre había predicado. Y creo que en esta vida uno no puede hacer una cosa y la contraria. Zapatero ha traicionado un poco lo decía que era su espíritu y había prometido a sus electores.

En línea con lo que dices y con algunas reformas como el retraso en la edad de jubilación o la reforma laboral ¿Cuándo abandonó el PSOE la izquierda?
Yo creo que hay una crisis enorme de la social democracia y en ese sentido el Partido Socialista no es más que un eslabón de esa cadena de desencuentros con la ciudadanía. La social-democracia aceptó las reglas del neoliberalismo y ha querido implantarla jugando de manera equivocada. La socialdemocracia ha querido jugar un partido sin tener las botas adecuadas.

El título de su blog es “náufrago de la izquierda” ¿Por qué se considera un náufrago de la izquierda?
Porque en este momento hay una ausencia de articulación del pensamiento progresista. Los valores democráticos con los que se soportó no han sabido defenderse y en este momento el pensamiento progresista exige una relectura para reforzarlo. Necesitamos encontrar el rumbo y ello exige volver a reformular los proyectos para la sociedad, acabar con las desigualdades…

La derecha se ha apropiado de la bandera y del himno. Mientras que la izquierda se ha apropiado del concepto de República ¿Ignorancia?
Hay un proceso importante de des-ideologización del pensamiento político. Hemos caído en el error o trampa de no debatir alternativas hasta el punto de producirse la paradoja de que en este momento la política progresista y conservadora, los gobiernos de una u otra ideología, están siendo absorbidos por la actual dinámica económica y los ciudadanos observan aterrorizados como los partidos políticos, los gobiernos… no tienen el control de la situación quedando por encima de todo ello los intereses económicos.

PP y PSOE, ¿no hay otras alternativas?
Si se ve que está cuajando un movimiento ciudadano como búsqueda de formulas de intermediación distintas y creo que ese puede ser el camino. Y eso es lo que está cuajando en las manifestaciones de descontento a las que hemos asistido en los últimos meses.

¿Cómo valora el nombramiento de Rubalcaba como candidato socialista?
Es un flotador que se intenta acercar a un portaaviones que parte con mucha ventaja. Posiblemente sea el mejor de los candidatos posibles para evitar un naufragio total. El problema actual del Partido Socialista es la búsqueda de unos principios renovados que permitan a los ciudadanos tener confianza en ellos.

Es innegable el desapego de una parte de la ciudadanía con la clase política ¿Por qué existe un porcentaje tan elevado de españoles que se abstienen de participar en las elecciones?
Hay un sector del electorado progresista que no se siente representado por el Partido Socialista o por Izquierda Unida. En general tiende a votar más el electorado conservador porque hay un cambio de signo político en esa dirección. Mientras que una parte del electorado de izquierda que se va a quedar en casa porque no está de acuerdo con las recetas económicas del gobierno y encuentran difícil ver que Rubalcaba es algo distinto

Esa actitud de pasotismo generalizado, que Federico Mayor Zaragoza ha llamado delito de silencio, parece haberse instaurado en parte de la sociedad. No obstante, parece que el 15M va en la línea de romper esta idea ¿Por qué ha tardado tanto en cristalizar un movimiento como éste?
La democracia consiste en la representación a través de intermediaciones. Yo creo que lo que está en cuestión es que los ciudadanos encuentren una fórmula de control del ejercicio de poder. No sólo como un voto cada cierto tiempo sino como un seguimeinto a la gestión de los políticos. Esa es la gran clave de lo que está pasando en el mundo y la gran búsqueda de una alternativa.

Los medios han sido muy críticos con el movimiento 15 M. Los medios más conservadores lo han descalificado desde primera hora, mientras que parte de la izquierda ha tachado sus reivindicaciones como utopías. Usted ha sido de los pocos en defender el movimiento 15 M.
Yo no sé si he sido de los pocos. Lo que sí sé es que he sido respetuoso cuando hay una manifestación democrática, pacífica y popular y creo que no hay que ser soberbio y pretender que todas las manifestaciones transcurran por los mismos raíles. Creo que hay una crisis de la prensa, una crisis de los partidos políticos, una crisis institucional… y los ciudadanos están buscando formas de participación y un observador político tiene, en primer lugar, que ser respetuoso con estas manifestaciones, y en segundo lugar, tratar de interpretarlas sin esa soberbia que da el pretender que ya todo está conocido. La historia está llena de grandes transformaciones y estamos en uno de esos episodios en que la sociedad se va a transformar y observar todo con mucho respeto porque las cosas que se desprecian, luego se pueden volver en su contra.

En línea con lo anterior, ¿cómo valora la visita que ha realizado el Papa a nuestro país y los diversos enfrentamientos que se han producido en Madrid?
Se ha manejado con mucha torpeza por parte del gobierno y del Partido Popular y se ha buscado una confrontación innecesaria. Creo que la sociedad civil tiene derecho a exigir al gobierno neutralidad y que no actúe como si esto fuera un estado confesional. Y, al mismo tiempo, hay que respetar las creencias religiosas de los católicos y de todo el mundo. Y en ese sentido creo que ha habido torpeza en la utilización de la policía, ha habido poca prudencia por parte de las autoridades de la Comunidad de Madrid y ha habido una excesiva visualización en la calle durante demasiados días de manifestaciones que son muy respetuosas pero que no pueden invadir de esa manera un espacio que es de todos.

Uno de los lemas que más se ha escuchado en las diferentes manifestaciones ha sido el de “Lo llaman democracia y no lo es” en referencia por ejemplo a la actual ley electoral.
Yo creo que si es democracia, pero no es una democracia perfecta y que or lo tanto es imprescindible perfeccionar. Como han cambiado las tecnologías, existen instrumentos que permiten una participación distinta de los ciudadanos y éstos a su vez exigen más protagonismo y en esa línea creo que hay que hacer transformaciones. No creo que se pueda hacer tabla rasa de todo. Las instituciones sirven y lo que hay que ser, como ha ocurrido tantas veces a lo largo de la historia, son transformaciones que las acerquen a los ciudadanos, que permitan la toma de decisión a los ciudadanos y que permitan un control eficaz de la vida pública.

Cambiando un poco de tema y como periodista hay algo que llama mucho la atención a la ciudadanía. Escuchas Hora 25 por ejemplo o Intereconomía y parece que vivimos en dos mundos completamente diferentes.
Desde que existe la prensa moderna las empresas editoriales tienen intereses, tienen líneas editoriales y tienen compromisos, y en ese sentido a mi no me escandaliza que cada grupo editorial tenga su opinión, porque luego está la libertad del ciudadano para elegir el medio por el que se quiera informar o elegir varios medios para contrastar la información

Ahora el control es más difícil por parte de los medios que lo quieran hacer porque la fluidez de la información es mucho mayor con las redes sociales. Es muy difícil manipular o secuestrar información porque todo lo que está ocurriendo se desborda en los vídeos que se cuelgan en internet, en las diferentes páginas, en los blogs, en las fórmulas de participación de periodistas y ciudadanos…

Pero sigo sin entender esa falta de rigor de los medios que interpretan la misma noticia de manera muy diferente. ¿Sigue habiendo dos Españas?
No lo creo, eso es un tópico. Hay empresas más respetables, empresas más serias, empresas que tratan la información con más objetivas. Y luego hay empresas más amarillas, más sectarias. Eso la gente lo sabe. Cuando uno considera que un periódico no es respetable, que no maneja la información… lo normal no es darle audiencia a ese periódico. Todo el mundo puede publicar, puede opinar, pero también todo el mundo puede escoger la información que quiere escuchar.

Pero, en esa línea de la que usted dice encontramos mucha ignorancia. A nivel profesional y como profesor de Historia, cuando en Intereconomía hablan de Historia lo hablan de una manera muy alejada de la realidad, y sin embargo las cifras de audiencia son altas.
Yo no sé si es ignorancia o un posicionamiento ideológico distinto y sectario. Pero eso a mí no me preocupa. Me preocuparía si no hubiera capacidad de elegir. El problema es si van despareciendo empresas con criterios progresistas y democráticos y van quedando solo empresas radicalmente sectarias. Afortunadamente la libertad de prensa lo que garantiza es que cada ciudadano pueda elegir.

Sin embargo el grupo Prisa, medio progresista, lo despide a usted por intereses políticos.
Yo no quiero poner ni como ejemplo ni como paradigma de nada. El grupo PRISA tiene derecho a prescindir y a despedir a quien quiera, acogiéndose a la ley y pagando las indemnizaciones correspondientes y si en un momento determinado considera que mi posición es demasiado crítica para el gobierno pues opta por despedirme, aunque no lo comparta. No obstante, el problema no es ese, el problema es cuando el pensamiento progresista no encuentra espacio en la sociedad para expresarse más que a través de válvulas muy pequeñas.

Desde que potencié mi blog lo que tengo claro es que de ahí no me puede despedir nadie. Ahí el Consejo de Administración soy yo con mis lectores y es por eso que es inútil que las empresas despidan a quienes molestan porque al final las empresas si siguen así se van a quedar solas.

Dice usted que no cree en la existencia de dos Españas, sin embargo la Guerra Civil es uno de los temas que generan más polémicas en nuestro país.
Uno de los grandes errores de Zapatero es haber abierto el melón de la ley memoria histórica sin haber sido capaz de cerrarlo rápidamente. Esta es una ley que se tenía que haber desarrollado rápidamente, haber procedido al enterramiento digno y legítimo de todas las personas que están mal enterradas en las cunetas y haber cerrado ese episodio cuanto antes. Una vez más, Zapatero se ha preocupado mucho más de la propaganda que de la realidad.

Conoces bastante bien la realidad de Cuba ¿empiezan a cambiar las cosas?
Si están cambiando, el problema es saber la dirección que van a tener. Todavía es pronto para saber la velocidad y sentido de estos cambios.

¿Ha sido Cuba una esperanza frustrada?
Sin duda alguna no se han conseguido los objetivos que se procuraron cuando estalló la revolución, pero eso sería un debate muy amplio. Yo creo que Cuba ha sido y es un proceso histórico diferente, aturullado por el Imperialismo y un proceso son muchas faltas de libertad. Tenemos que estar atento a ver que desenlace tiene este proceso de cambio.

¿El desencanto hacia los políticos es un acto de inteligencia?
Yo creo que el desencanto político es una sensación de satisfacción ante la incapacidad de los políticos de dar respuesta a crisis que son reales y que son múltiples. Creo que es eso es lo que les está pasando a los ciudadanos.

¿Tiene sentido hoy día creer en las utopías?
Claro, las utopías son las que han movido la historia hacia el futuro. Nunca dejarán de tener sentido porque lo que parece irrealizable hoy será realizable mañana.

¿Lo que está ocurriendo en el llamado “cuerno de África” es una Utopía?
El cuerno de África es una tragedia que nos ensucia a todos, no tiene perdón de Dios de no solucionar una cosa que con muy pocas decisiones políticas se podría encarrilar.

Dicho todo esto, ¿es usted optimista?
Yo no me puedo dar el lujo de ser optimista o pesimista. Observo con mucha preocupación, pero con esperanza.

CUESTIONARIO

- ¿Cuál es para usted su gran Utopía?

La desaparición del hambre en el mundo.

- ¿Cuál es el último libro que ha leído?

“Los dos gemelos” de Tony Judt sobre las crisis del siglo XX.

- ¿Qué libro recomendaría a los jóvenes?

El Quijote

- Un político

Es difícil decir, te podría decir Santo Tomás Moro, Alejandro Magno, Manuel Azaña…

- Un político actual

Me abstengo.

- Un acontecimiento histórico

La Revolución Francesa

- Un sueño personal

Vivir en paz conmigo mismo

- Un escritor

Oscar Wilde

- Un programa de televisión

No veo la televisión

- Un programa de radio.

Le Monde y The Guardian

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo la falta de ética del grupo Prisa

Romano dijo...

Muy buena entrevista genial como siempre Carlos,,,,

Saludos