COLABORA CON LA REVISTA UTOPÍA

COLABORA CON NOSOTROS A TRAVÉS DEL CORREO ELECTRÓNICO martinostios@hotmail.com

SAVE THE CHILDREN

LA MANO QUE SE AFERRA A LA VIDA.

La mano de Seynab sujeta la de su bebé, Hafsa. O más bien es revés, Hafsa se aferra al dedo de su madre Seynab en un acto tan intuitivo como la necesidad de un bebé de sentir la seguridad del contacto con sus padres.

Hafsa se aferra a su madre pero sin fuerza. Sin la fuerza que el estado de desnutrición severa que sufre le permite. Con apenas seis semanas de vida, Hafsa todavía no sabe que la vida para su familia y para tanta gente en el campo de refugiados de Dadaab, es muy difícil estos días. Como muchas de estas personas, sus padres también eran pastores en Somalia y también lo han perdido casi todo como consecuencia de la sequía.

Mientras Seynab sujeta con un dedo la mano de su pequeña, explica que la falta de alimentos le ha impedido generar suficiente leche como para dar el pecho a Hafsa y piensa que es esta la razón de que la pequeña esté sufriendo fiebre y diarrea y se encuentre en el estado de desnutrición en el que se encuentra.

Estos días celebramos la Semana de la Lactancia Materna en 170 países del mundo. Desde Save the Children defendemos la lactancia por su gran contribución al bienestar del bebé durante sus primeros años de vida. En el caso de Hafsa, sin embargo, la lactancia de la leche de su madre representa una cuestión de supervivencia.