CORRUPCIÓN Y POLÍTICA. JULIO ANGUITA


CORRUPCIÓN Y POLÍTICA
No es que Felipe González, Rajoy, Zapatero o Aznar se hayan corrompido al llegar al poder. Es que para llegar al poder antes tuvieron que ser corruptos (en el sentido de aceptar la injusticia institucionalizada, así como los mandatos de la banca y los grandes empresarios).

Cualquiera que acepte el capitalismo como sistema económico está destinado a actúar de un modo que a nosotros, trabajadores y estudiantes, nos parece corrupto, pero que a los patronos y a los banqueros les resulta muy cómodo.


Los políticos no son más que gestores, administradores de la economía. Pero esta se mueve por el principio de la competitividad, el mercado y los designios de organizaciones capitalistas (FMI, BCE, OTAN...), no por las decisiones de los políticos.

No se trata pues de sustituir a los políticos "malos" por políticos "buenos", sino de implantar un sistema económico (y político) que busque la democracia empresarial y la justicia social.