GALLARDÓN, VERSO ATADO. JOSÉ AGUILAR


GALLARDÓN, VERSO ATADO
Parece como si el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, hubiese roto en conservador en cuanto ha alcanzado su sueño de ser ministro (como mínimo). Como si sentarse en la poltrona y escorarse a la derecha hubiera sido un solo acto con dos movimientos reflejos.

Lleva siete meses al frente de un departamento al que las circunstancias han convertido en menor -pregúntenle, si no, a Montoro, De Guindos o Báñez-, y ya ha dado pasos de gigante hacia la ortodoxia del pensamiento conservador: endurecimiento del código penal, irrupción en el mundo de los jueces, su elección y organización, y ahora restricciones al aborto hasta ponerlo, en un aspecto concreto, como estaba antes de 1985.


Yo creo que Gallardón se ha estado beneficiando de su buena prensa: durante mucho tiempo se le vendió como "un verso suelto" dentro del Partido Popular, alguien que iba por libre y era capaz de pensar y actuar por sí mismo, enemigo de la férula del aparato e incluso propenso a discrepar en público de sus jefes más intocables, antes Aznar, después Rajoy. En realidad lo que le distinguía de otros eran las formas y el envoltorio: es un político dialogante, moderado en sus expresiones, respetuoso, culto, melómano y nada agresivo. Pero sus ideas siempre fueron muy conservadoras, y su concepción del mundo bastante derechista: es lo que se está viendo ahora. Si me apuran, incluso su actual énfasis en las posiciones más ortodoxas podría venir inducido por el deseo de conquistar a los sectores más ultras del PP, que necesitaría si sus ambiciones no quedaran satisfechas con un ministerio de medio pelo. Cierto que él ha dicho que se irá de la política cuando se retire Rajoy, pero ¿qué líder es creíble cuando dice algo así? Aún no ha nacido ninguno.

En materia de aborto, que es una de las cuestiones más ideologizadas y controvertidas, el nuevo Gallardón, que es el Gallardón de siempre pero sin edulcorantes, ha dicho claramente lo que pretende: no sólo terminar con la ley de plazos vigente desde 2010, que atribuye a la embarazada la facultad de interrumpir su embarazo sin justificar su decisión dentro de las primeras catorce semanas de gestación, sino que de los tres supuestos en que el aborto quedaba despenalizado por la ley de 1985 (violación, riesgo para la salud física o psíquica de la mujer y malformación grave del feto), la reforma que prepara el ministro elimina el tercero. Si el concebido presenta algún tipo de minusvalía o malformación, no por eso perderá la protección de su derecho a vivir, que se impondrá al derecho de la madre a decidir: éste es el hilo conductor.

La legislación española sobre el aborto será así homologable a las de Irlanda y Malta. No parece lo más apropiado para un verso suelto del centroderecha. Gallardón es un verso atado. Voluntariamente.

 PUBLICADO EN MÁLAGA HOY

1 comentario:

LUIS dijo...

http://recortesdeprensa001.blogspot.com/

GALLARDÓN Y EL QUINTO POLVO

EN LAS POSTRIMERÍAS DEL FRANQUISMO SE CONTABA ESTA HISTORIETA, QUE PASABA POR GRACIOSA:

UNO: ¿SABES EN QUÉ SE PARECE FRANCO AL QUINTO POLVO?
DOS: NO.
UNO: EN QUE TODO EL MUNDO HABLA DE ELLO, PERO NADIE LO ECHA.

EN EL CASO DE FRANCO, SE FUÉ SOLITO, POR SUS PROPIOS MEDIOS, POR DECIRLO ASÍ, SIN AYUDA ALGUNA DE LAS LLAMADAS FUERZAS DEMOCRÁTICAS. EN CUANTO A LO DEL QUINTO POLVO, PARECE SER QUE LOS FACTORES AMBIENTALES, LA ALIMENTACIÓN, DE MANERA PARICULAR, HACE QUE YA NO SE HABLE DE ÉL. HA DESAPARECIDO INCLUSO COMO MITO.

¿TIENE ALGUNA RELACIÓN EL SEÑOR MINISTRO DE JUSTICIA CON EL QUINTO POLVO? LO IGNORO, Y NO ES PREGUNTA PERTINENTE, AL SER LA RESPUESTA IRRELEVANTE A LOS EFECTOS DE SU ALTO MINISTERIO.

PERO LA HISTORIETA SÍ SE RELACIONA CON EL SEÑOR GALLARDÓN, EN EL SENTIDO DE QUE TODOS HABLAN SE SU REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO, PERO NADIE LA HA VISTO DE VERDAD. EL TEXTO DEL PROYECTO DE LEY SE DESCONOCE. ES UN HABLAR EN BARBECHO, DESDE NUESTRO PUNTO DE VISTA; DESDE EL SUYO ES UN GLOBO SONDA.

EL TEXTO DEL PROYECTO DE LEY SERÁ UNO U OTRO, EN FUNCIÓN DE LA RESPUESTA QUE TENGA LO QUE SE VA CREYENDO QUE SE SABE SOBRE LA REFORMA QUE FINALMENTE DECIDA PRESENTAR. NATURALMENTE LO QUE SE EXPELE ES EL PROGRAMA DE MÁXIMOS: ES LA VOLUNTAD DE QUE SEA LEY LA OPINIÓN DE LOS MÁS INTRANSIGENTES ANTIABORTISTAS. LA REACCIÓN DE LA SOCIEDAD MODELARÁ EL TEXTO.

SOLO ME QUEDA DESEAR, CORDIALMENTE Y SIN ACRITUD, QUE LA NUEVA REGULACIÓN DEL ABORTO SUPONGA PARA EL SEÑOR GALLARDÓN SU WATERLOO. ( ÉL COMO NAPOLEÓN, NO COMO WELLINGTON). QUE YA ES HORA.

http://recortesdeprensa001.blogspot.com/