LOCURA SIN MÉTODO. JOSÉ ANDRÉS TORRES MORA


LOCURA SIN MÉTODO
A raíz de un reciente artículo en el que mostraba la desproporción entre el tratamiento que la prensa da a las noticias relacionadas con el paro y el que da a las relacionadas con la corrupción, a favor de estas últimas, un amigo me preguntaba si yo pienso que se debe a una estrategia consciente de la prensa por debilitar nuestro sistema político. La verdad es que mi artículo no entraba a juzgar las razones de la desproporción, se limitaba a constatar la discrepancia entre la jerarquía de los problemas que establecen los españoles cuando son preguntados en las encuestas del CIS y la jerarquía de los titulares de las portadas de los siete periódicos que recoge el resumen de prensa del Congreso de los Diputados.
                              

Lo cierto es que cuando uno tiene que explicar las cosas de la vida, tiene que moverse en el ancho espacio de comprensión que crean dos frases geniales de Shakespeare. En un extremo de ese espacio está la frase de Polonio que, refiriéndose a Hamlet, dice: «lo que hace es una locura, pero hay un método en ella». En el otro extremo está una frase de Macbeth: «la vida es una historia contada por un necio, llena de ruido y furia, que nada significa». Nos podemos mover hacia el extremo de Hamlet y pensar que hay método, que hay una (mala) intención, en la sobrerrepresentación de la corrupción respecto al paro en las portadas de los periódicos; o podemos desplazarnos hacia el extremo de Macbeth y atribuir que los medios de comunicación hablen mucho más de la corrupción que del paro a causas que no tienen que ver con una voluntad de desprestigiar la democracia.

Lo sensato es pensar que, al denunciar la corrupción, los medios estén tratando de fortalecer nuestra democracia. Pero si la democracia se asocia con el programa de la mayoría, entonces ¿qué explica que los medios de comunicación hagan mucho más hincapié en la corrupción mientras que los ciudadanos lo hacen en el paro? ¿Por qué su agenda se aleja tanto de la agenda de la sociedad española? Quizá nos ayude a comprender la cuestión poner la lupa en los datos del CIS. Por ejemplo, si bien el 54% de la población en general señala que el paro es el primer problema de España, en el caso de las personas con estudios primarios ese porcentaje es del 65%, en tanto que en el de las que tienen estudios superiores es del 47%. En cuanto a la corrupción, es el problema más importante para el 11% de los que tienen estudios primarios y para el 19% de los que tienen estudios superiores.

Como podemos ver, sin dejar de ser la misma sociedad, pues en todos los caso el paro es el primer problema, la agenda de la sociedad española varía por sectores sociales. Si, en general, los medios de comunicación hablan más de corrupción que de paro, tiene que ver, en parte, con la agenda social y política de los responsables de los mismos, a la que representan mejor que a otras. No darse cuenta de lo que representan es lo que puede hacer daño a la democracia. Aunque en eso no están solos.

Publicado en los diarios El Correo y SUR el 17 de marzo de 2013