VALORES DE IZQUIERDA Y DERECHA. JOSÉ ANDRÉS TORRES MORA


VALORES DE IZQUIERDA Y DERECHA
Hace unos días vino a visitarme al Congreso un amigo y aprovechando que no había pleno lo llevé a visitar el Hemiciclo. Le expliqué como es la distribución espacial de los diputados y cómo esa misma distribución se mantiene en las salas de comisión. Se rió divertido cuando le conté que una vez que asistimos un grupo de diputados a un curso, al entra en el aula, nos sentamos espontáneamente en la misma posición que lo hubiéramos hecho en una sala del Congreso. Al final los ritos y costumbres nos ahorran tener que pensar en muchas cosas menores.

La izquierda y la derecha empezaron por ser simplemente los lugares en los que se sentaban los diputados constituyentes franceses en la época de la Revolución, pero el lugar en el que se sentaban terminó por dar nombre a sus ideales, y sus ideales terminaron por dar un contenido político a las palabras izquierda y derecha. Lo cierto es que, según muchos politólogos, también las ideologías ahorran esfuerzos y costes de información. Si se nos dice que una persona o un partido, o incluso una comunidad humana, son más bien de izquierdas o de derechas, consideramos que ese dato nos aporta información, aunque sea una información bastante imprecisa muchas veces.


En aras de una mayor precisión los sociólogos somos bastante aficionados a ponernos delante de una persona y hacerle preguntas como la que sigue: «En política normalmente se habla de “ser de derechas” y de “ser de izquierdas”. A continuación voy a leerle una serie de palabras y quisiera que me dijera, con respecto a cada una de ellas, si las identifica Ud. más con “ser de derechas” o con “ser de izquierdas”». Entonces le mostramos a la persona que entrevistamos las siguientes palabras: «igualdad, honradez, derechos humanos, tradición, libertad individual, progreso, orden, solidaridad, idealismo, tolerancia y eficacia». Lo curioso es que la gran mayoría responde a estas preguntas, es decir, que son muy pocos los que no saben ligar cada una de esas palabras a una ideología política.

En el último barómetro del CIS, el de enero de este año, se le hizo esta pregunta a una muestra representativa de la sociedad española. La mayoría identificaron las ideas de «tradición» y «orden» con la derecha; y los términos «igualdad, derechos humanos, libertad individual, progreso, solidaridad, idealismo y tolerancia» con la izquierda. Hubo dos términos que de manera espontánea los entrevistados dijeron mayoritariamente no identificar con ninguna ideología: «honradez y eficacia». Una explicación sería que dichos entrevistados opinan que los políticos, independientemente de su ideología, carecen de ambas virtudes. Sin embargo también podríamos pensar que, aunque tan necesarias en la política como en un quirófano, esas virtudes no son patrimonio de ninguna ideología. Claro que, si es así, por sí solas no son suficientes para configurar un proyecto político. Además hay que explicar qué es lo que se va a hacer con honestidad y eficacia para acabar con el paro, por ejemplo.


EL CORREO