MUERTE Y VIDA… SIGUE EL DUELO. JOSÉ MANUEL BELMONTE


 MUERTE Y VIDA… SIGUE EL DUELO

      Aún resuena triunfante, la música de ayer, día de Pascua: “Muerte y vida se batieron en admirable duelo. Muerto el que es la Vida, triunfante se levanta”. Uno de los himnos más hermosos y dramáticos, con un final lleno de luz y de esperanza.

      Para no bajar la guardia, porque el bien y el mal no admiten tregua. La batalla continúa.  La vida está amenazada desde el minuto Cero. Ahí mismo se inicia la batalla. Y todos implicados en un bando o en el otro. La muerte cruel y violenta contra la vida. Un duelo, un reto. Y así hasta el final. Lo peor: ¡¡la confusión!!


    La confusión es terrible, porque los defensores de la muerte se presentan como liberadores, como paladines defensores de derechos, como progresistas. Y señalan al bando contrario de retrógrado, integrista y de derechas. Mientras, los defensores de la vida se presentan como la voz de los que no tienen voz, los que protegen el primer derecho humano desde el minuto cero y los que  defienden, que desde ese minuto, el ser humano “es uno de nosotros”.

      La confusión es porque en general la aprobación del aborto, suele presentarse como un bien, y muchas veces y en muchos lugares amparado en estrategias de la misma ONU. La ideología de progreso y de izquierda, amparada por los medios afines, vende esa ley, como un logro.
 http://www.youtube.com/watch?v=6vpzGS8UQxY&feature=related

       Por el contrario, cuando la derecha llega al poder, incluso teniendo mayoría absoluta, no quiere, no sabe o no se atreve a presentar la batalla total, de abolir una ley inicua e injusta. Sucede en España, donde el aborto acaba cada día con 300 vidas, acogiéndose a la “Ley Aido”.

      Los defensores de la ideología de género,  defienden el  derecho a decidir de la mujer. El dinero  está por medio y juega sus bazas donde le interesa. Teóricamente al menos,  los defensores  de la cultura de la vida,  defienden e incluso llevan en sus programas  el derogar la ley del aborto, y abolir la discriminación de géneros para nacer, o quienes luchan contra el cribado eugenésico, etc. El dinero también juega sus bazas en estas filas, cuando le interesa. El dinero también hace cobardes. En uno y otro caso, suele ir manchado de sangre.
    
       El campo de batalla es, pues, tan amplio como el mundo y la conciencia. Lucha la sociedad, pero luchan las personas, sean legisladores, jueces, medios de comunicación, maestros, médicos o  barrenderos. Las personas concretas se mueven entre la apariencia de verdad y la mentira.  L as medias verdades de los derechos de unos contra los derechos de otros, el derecho a decidir, contra el derecho a vivir.

      La aprobación del aborto en Estados Unidos, se basó en una mentira, comprobada y comprobable, pero nunca se revisó.  La aprobación en otros países se disfrazó en forma de “salud sexual” y de “derecho de la mujer a decidir”, y por la propaganda contra las muertes por “abortos clandestinos”, o por la presión sobre las mujeres, de que  “eso” no es más que un montón de células; o porque “no querrás cargarte con un ser que va a tener una vida que no merece ser vivida”.

       Hay algunos rayos de sol, allá y aquí. Después de Arkansas y Dakota del Norte, Kansas podría convertirse en el tercer Estado en EEUU en el 2013 en sacar adelante una legislación pro-vida. Se tiene que ir ganando la batalla Estado a Estado,  gracias a la presión de la calle de los Pro-Vida y también con la ayuda de las ciencias como la Bioética, de las imágenes en tres dimensiones de las ecografías,  Y los latidos del nuevo ser, o de mostrar a la opinión pública las imágenes de la carnicería de los fetos que hasta ahora había sido ocultadas y mantenidas en secreto.

       La aprobación del aborto en España, supuso una punta de lanza para los países hispanoamericanos. La ideología del género con los grandes lobbies ha derribado allí muros, conciencias y creencias. Si en Europa se aceptaba el aborto  como “un derecho de la mujer”, no iban a ser menos, por aquellas tierras.

       Pocas naciones resistieron el acoso y derribo ideológico. El aborto y la “píldora” del día después, incluso para menores de 14 años, también se venden allí como anticonceptivos. Mientras, se “trabajaba” a los legisladores. En Perú hay actualmente una lucha total. Uruguay y  Paraguay sufren la cercanía de Argentina. Chile es, uno de los países, que aún resiste la embestida. Allí decían estos días:   “como gane Bachelet en 2014, (la amiga de Aido en la ONU), tenemos aborto seguro en Chile”.

       La “píldora” se ha ido imponiendo en el mundo, gracias  a que se ha vendido como “inofensiva” y “sin efectos secundario”.  Otra mentira, con el  silencio cómplice de los medios. Hoy sabemos que en Francia ha causado, la muerte a 20 mujeres en 2011,  según la Agencia Nacional de Seguridad de Medicamento. Y además ha causado 2.529 tromboembolismos. Otros países,  prefieren no dar cifras “para no asustar”. Cada uno  puede hacer sus deducciones. La desinformación, o la “ley me lo permite”, son el amparo de la irresponsabilidad donde la muerte vence.

      Por el contrario, acabamos de saber, que la guerra  no está  perdida aquí tampoco. Que gracias a las personas que luchan por la vida, la gente va tomando conciencia, de lo que es el aborto y de sus consecuencias irreparables. Las campañas de los grupos defensores de la vida no son vanas, ayudan a que la gente por lo menos se pregunte y se informe. Lo importante es el compromiso, más que el bando en que se lucha.

      En España, en la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, se ha producido un descenso histórico de abortos en 2012, con una caída del 53, 3%, según las cifras facilitadas por la Consejería de Salud. Tanto el Instituto de Política Familiar, como la Organización Derecho a Vivir en Baleares han hecho una valoración muy positiva. Este descenso ha permitido ahorrar a las arcas públicas nada menos que 700.000 euros.
 http://www.teinteresa.es/illes-balears/palma-de-mallorca/Baleares-registra-descenso-historico-registrarse_0_890312265.html#WaQ1GtbfN8QcwW6Q
   
      Por primera vez podemos empezar a valorar el ser humano como tal.  “El ser humano es un sujeto capaz de entender y de querer, autoconsciente y libre, irrepetible e insustituible, cumbre de todas las realidades terrenas, que exige ser reconocido como valor en sí mismo y que merece ser acogido siempre con respeto y amor. Él tiene derecho a no ser tratado como un objeto que poseer o como una cosa que se pueda manipular a voluntad, de no ser reducido a puro instrumento a ventaja de otros y de sus intereses. La persona es un bien en sí misma y es necesario buscar siempre su desarrollo integral” (B.XVI el 27.11.2010).

     Se puede hacer mucho, porque mucho queda por hacer. Se han perdido muchas vidas. Ha sido un genocidio silencioso. Es importante no dar la batalla ni por ganada ni por perdida. La lucha continúa. Aunque este gobierno no se entere, los jóvenes escuchan, aunque parezca mentira. Que no se pierda ni una gota de su sudor y de su lucha.

      Una vez más, esta misma semana, cientos de Asociaciones Pro-Vida vuelven a salir a la calle, en Madrid y en casi todas las ciudades de España. Se trata de “Uno de nosotros”. Por eso,  el Día de la Vida ya tiene eco en el mundo entero. Los gobiernos pueden no escuchar, pero no por mucho tiempo. El grito de los niños que no han dejado nacer, les perseguirá aunque se metan bajo tierra. Los inocentes desahuciados del mundo de los vivos, tenían derechos.  Los “escraches”, en comparación de esos gritos, se antojan un juego. ¿Habrá aprendido algo la persona que afirmó que “un feto es un ser vivo pero no un ser humano”?
http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1492659/san/fernando/si/la/vida.html