VERGÜENZA DE SER ESPAÑOL. JESÚS MARTÍN OSTIOS


VERGÜENZA DE SER ESPAÑOL
Esta semana se han conocido las sentencias contra Isabel Pantoja, Maite Zaldívar y Julián Muñoz por el caso Blanqueo, donde han sido acusados y condenados por ejecutar un plan preconcebido para blanquear dinero. Julián Muñoz deberá pasar siete años en la cárcel y pagar una  multa de casi 4 millones de euros; su ex mujer, Maite Zaldívar ha sido sancionada con  tres años de cárcel, tres meses y un día, y una multa de 2.4 millones de euros.  Mientras que la cantante Isabel Pantoja, ex pareja de Julián Muñoz,  ha sido penada con  dos años de cárcel (no ingresará en prisión por no tener antecedentes penales y ser la pena de cárcel inferior a dos años) y una multa de 1.1 millones de euros. Penas sin confirmar pues las defensas han confirmado que recurrirán. Así que imaginen.


Hace unos meses Emilia Soria era condenada a dos años y cuatro  meses de prisión por  delitos de falsedad en documento mercantil y estafa. En concreto, esta ciudadana valenciana usó una tarjeta de crédito con la que gastó 193 euros. Hecho que no ocurrió definitivamente debido a la presión pública que provocó que el Consejo de ministros, a propuesta del ministro de justicia, decidiera indultar a Emilia.

Explíquenme jueces, abogados, personal que trabaje en administración de justicia… qué justicia es esta que deja en la calle a alguien por blanquear sumas ingentes de dinero y condena a una mujer por robar algo menos de 200 euros. Dinero que por cierto empleó en comprar pañales y comida. Algo que es ya muy común en la justicia española donde son pocos los políticos o banqueros corruptos que pisan la cárcel, mientras que sí son muchos los desgraciados que acaban en la cárcel. Me considero un completo ignorante del funcionamiento de la justicia en España pero casos como este sigo sin entenderlos. En días como esto me da vergüenza de ser español.