IRAK-MARINES (CRÓNICA). GENERACIÓN DE LA “PLAY STATION” PONDRÁ A PRUEBA DOCTRINA RUMSFELD. ALFONSO BAULUZ


GENERACIÓN DE LA “PLAY STATION” 
Al norte del desierto kuwaití, 17 mar (EFE).- La generación de la "play station", chavales que con apenas poco más de 8 años jugaban con la "nintendo" durante la Guerra del Golfo en 1991, son ahora los nuevos "marines" que pondrán a prueba la nueva doctrina militar del secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld.

Rumsfeld ha exigido a las Fuerzas Armadas estadounidenses un "nuevo concepto" de guerra para hacer frente de una manera diferente a los clásicos despliegues militares al desafío de los atentados terroristas contra su país del 11 de septiembre de 2001.  Ahora cuenta con jóvenes imberbes que han crecido recreándose con juegos electrónicos en el que la destrucción virtual del enemigo es instantánea.  No obstante, los jóvenes "marines", si finalmente entran en combate, nunca tendrán la oportunidad de "resetear" y volver al principio de la partida.  Tampoco tendrán la ayuda de la revista "Trucos y trampas", que a un precio de 5 dólares está muy cotizada entre los más jóvenes, pues explica cómo llegar al final de cada recorrido.


Sus caras, cuando un compañero sale del contenedor donde se venden el tabaco, las golosinas y las revistas, se transforman al ver en sus manos "Tips and tricks", la revista con la que podrán contemplar el recorrido del juego de la "play station" que se les resiste. El poso infantil perdura, aunque entre los que apenas sobrepasan la veintena, los hay que cuentan ya con dos y hasta tres hijos, que en breve, derrotarán a sus aún jóvenes progenitores con la próxima generación de juegos virtuales. 

Reales, sin duda, son los avances tecnológicos desarrollados por las Fuerzas Armadas estadounidenses y que ya han sido probados en la guerra de Afganistán, aunque ahora serán sometidos a un uso masivo con el despliegue de las tropas norteamericanas en Kuwait para lanzar una invasión sobre Irak, si así lo decide finalmente el presidente norteamericano, George W. Bush.

El coronel Pomfret, comandante del Grupo de Apoyo Logístico de Combate de la Primera Fuerza Expedicionaria de los "marines", destaca la capacidad de los jóvenes soldados para asimilar todos los conocimientos relativos a las nuevas tecnologías y ensalza su destreza en el manejo de los nuevos aparatos de guerra de la última generación tecnológica.  Recuerda las variaciones que en la guerra con Irak, si finalmente se produce, se registrarán en los servicios propios de inteligencia e información.  Como él, otros muchos oficiales confían en que la nueva tecnología permita reducir lo que en la terminología militar denominan bajas por "fuego amigo", principalmente por la artillería y la aviación, que pueden alcanzar a las propias tropas si las coordenadas sobre su ubicación no son exactas.  En 1991, durante la primera guerra del Golfo contra Irak, la cuarta parte de las bajas de los países aliados fueron por el llamado "fuego amigo".

El compás, el mapa y la radio perderán vigencia y la innovación es el denominado "rubber-coated keyboard" con el que gracias al localizador de posición vía satélite (Global Positioning Sistem, GPS) e internet conseguirán situar instantáneamente las coordenadas de las tropas.

Los oficiales destacan que podrán reenviar al momento a sus generales la información, que, a su vez, podrán remitir a Washington.  Carros de combate, vehículos todoterreno Hammer, vehículos blindados ligeros de combate y de rastreo así como los helicópteros montarán esta tecnología.  En palabras del coronel Pomfret, "son las aplicaciones militares de los últimos desarrollos comerciales" El Departamento norteamericano de Defensa ha pedido un cambio en los conceptos relativos a los preparativos de guerra y una reorganización en los modos de afrontar el combate contra el terrorismo, explican los altos mandos, que aseguran que el cuerpo de los "marines" ya los ha hecho.

Como ejemplo citan el nuevo despliegue táctico de la logística de combate, ahora más próxima a los batallones de infantería y que fue planificado hace poco más de un año para ser probada por vez primera en Irak.

Ahora, si Bush da la orden de invasión, esa táctica tendrá su bautismo de fuego, como casi todos los jóvenes que en sus ratos libres, incluso antes de formar a primera hora o subirse a un transporte, sacan su "play station" con la que matar los tiempos de espera.  Les espera un reto mucho mayor en el que no vale apretar un botón y reiniciar la partida.  Por si acaso, cuentan a su lado con algunos veteranos, que para matar el tiempo escuchan clásicos como los "Doors" y los "Rolling Stones". 

FUENTE EFE alf/fpa