LA LUCHA CONTRA LAS 17 LACRAS DEL MUNDO


LA LUCHA CONTRA LAS 17 LACRAS DEL MUNDO
La Organización Mundial de la Salud (OMS) va a llevar a cabo una nueva estrategia global, con el objetivo de luchar contra 17 enfermedades tropicales desatendidas, en la que se plasma cuál va a ser el suministro regular de garantía de la calidad, los medicamentos que son más rentables y se especifica el apoyo de los asociados mundiales.

El informe, titulado 'Mantener el impulso para superar el impacto global de las enfermedades tropicales desatendidas', revela que un nuevo impulso en la lucha contra estas patologías ha permitido que cada vez se esté más cerca de eliminar muchas de estas enfermedades, las cuales tienen un gran impacto entre las personas más pobres. según la OMS, el dengue tiene el potencial real de convertirse en epidemia mundial, porque su incidencia se ha multiplicado por 30 en los últimos 50 años. Del grupo de enfermedades desatendidas, el dengue es la única que representa una "amenaza global". De hecho, es la enfermedad viral ligada a un vector (un mosquito) que más rápido se expandió en el mundo.


En concreto, la OMS se ha planteado como reto eliminar a nivel mundial la enfermedad del gusano de Guinea -la dracunculosis- de cara al año 2015 y la patología pian para 2020. Además, el informe destaca seis objetivos para erradicar cinco enfermedades en 2015 y cinco metas para solventar nueve patologías para el año 2020, ya sea a nivel global o en determinadas zonas geográficas.

"Con esta nueva fase en el control de estas enfermedades, estamos avanzando hacia la cobertura universal de salud mediante intervenciones esenciales. El reto ahora es fortalecer la capacidad de los programas nacionales de la enfermedad en los países endémicos y optimizar las cadenas de suministro para obtener los medicamentos a las personas que los necesitan, cuando los necesitan", ha comentado la directora general de la OMS, Margaret Chan.

Asimismo, según ha asegurado la Organización, la donación de medicamentos y la financiación a través de una adaptación de los asociados internacionales han ayudado a realizar acciones rápidas e iniciativas que, actualmente, están teniendo un impacto medible en los países afectados y poseen una considerable ampliación de las intervenciones de quimioterapia preventiva.

Esto implica la prestación generalizada de seguros, de dosis única y de calidad garantizada medicamentos como tratamiento preventivo contra cinco antihelmínticos -gusano-, enfermedades y tracoma -infección por clamidias-. De hecho, sólo en el año 2010, 711 millones de personas recibieron tratamiento de al menos una de las cuatro enfermedades -filariasis linfática, la oncocercosis, la esquistosomiasis y las helmintiasis transmitidas por el suelo- destinados para la quimioterapia preventiva.

Además, en los próximos cinco años, la OMS ha asegurado que el tratamiento de la esquistosomiasis -bilharzia- llegará a 235 millones de personas. Esto se logrará gracias el aumento de la disponibilidad de medicamentos mediante el uso de medicamentos donados y una mejor distribución a nivel nacional. "Las perspectivas de éxito nunca ha sido tan fuerte. Muchos millones de personas están siendo liberados de la miseria y la incapacidad que han mantenido a la población sumida en la pobreza, generación tras generación, desde hace siglos", ha zanjado Chan.



FUENTE: MÁLAGA HOY