LOS RECORTES SON NECESARIOS. JESÚS MARTÍN OSTIOS


LOS RECORTES SON NECESARIOS
Escucho cada día más veces el discurso de que los recortes son necesarios, aduciéndose para ello la actual situación que padece nuestro país y que provocarían la quiebra económica si no se llevan a cabo. Con el sistema económico actual los recortes son necesarios, porque el sistema impone unas necesidades económicas que nuestro país no está en disposición de cumplir. Otra cuestión es que estos recortes sean justos y mucho menos equilibrados. Porque estos recortes están afectando a las clases medias y  bajas y están provocando un daño considerable sobre la educación y la sanidad de nuestro país. Lo que se ha conseguido durante muchos años de lucha se va a dilapidar en unos cuantos años bajo la excusa de la crisis.


El problema, desde mi punto de vista radica en que estos recortes sólo se han aplicado sobre un grupo concreto de la sociedad, dejándose de lado privilegios de la clase política, centros privados y concertados, iglesia católica o ejército. Otra cuestión muy criticable es hablar de necesidad de estas reformas por la actual crisis, viniendo a justificar estos dispendios económicos en otras épocas de mayor crecimiento económico. A lo mejor el problema viene por ahí. Por no haber realizado una profunda inversión a nivel educativo o a nivel industrial.

Pero vayamos a los no recortables. Publicaban recientemente diferentes medios nacionales informaciones sobre las prebendas y beneficios económicos que recibían ex presidentes de comunidades autónomas (salarios por encima de la media, participación en diferentes consejos con la consecuente remuneración económica, asignación de secretarias, oficinas…). Sumen salarios, número de políticos, pago por dietas… A lo que hemos de unir el elevado número de diputados, consejeros, concejales… de partidos que se encuentran ahí no por méritos profesionales y si por otros méritos, y el dinero que esto supone para las arcas públicas, amén de la paga extra que muchos de ellos sí han recibido.

En el caso de la educación la reforma que pretende llevar a cabo el ministro Wert va a acabar menoscabando la ya aún deteriorada educación pública en beneficio de la privada. Dato que me llamaba la atención es el hecho de que los profesores de la concertada en la comunidad andaluza habían recibido paga extra (parte de la paga en los concertados es realizada por la Junta de Andalucía) cuando el resto de funcionariado de la Junta de Andalucía no lo ha hecho.

Mientras se toca sanidad, educación… otros organismos del Estado apenas reciben reformas por parte del Estado. La Iglesia Católica sigue sin pagar el impuesto de bienes inmuebles, algo que no tocó el PSOE y mucho menos ahora el Partido Popular. O los beneficios del ejército, ¿saben las jubilaciones que reciben muchos miembros del ejército? Buceen en la red y puede que se sorprendan. Y mientras tanto los que pagan los platos rotos son los de siempre. Por eso no me vale que los recortes sean necesarios. Primero porque el primer recorte que habría que llevarse a cabo es sobre el actual sistema que nos ha llevado a esta situación. Y segundo porque la realidad actual nos hace ver que los recortes solamente se están aplicando sobre unos grupos muy concretos, mientras que otros continúan en una situación de privilegio vergonzosa.