LLEGA SU BEBÉ. ¡QUE SEA BIENVENIDO! JOSÉ MANUEL BELMONTE


LLEGA SU BEBÉ. ¡QUE SEA BIENVENIDO!
         Me alegraba la noticia, que ha dado la vuelta al mundo, del famoso futbolista del Barcelona, Piqué y la no menos famosa cantante Shakira, y la próxima llegada de su hijo. Al publicar la foto,  “la cantante y el futbolista han querido celebrar su futura paternidad con un 'baby shower virtual', organizado por Unicef”.  Según ellos: "cada pareja que está esperando un bebé, comparte, al igual que nosotros, los mismos sueños y esperanzas para sus hijos", aseguró Shakira.

        Enhorabuena a la feliz pareja, por su hijo, y por la iniciativa solidaria para reducir la mortalidad infantil. Tienen todo el derecho del mundo a la felicidad, a mostrarlo y demostrarlo y ser solidarios con los sueños de otros padres y otros hijos, para que disminuya la mortalidad infantil.


        Quiero regalarles -si lo admiten-, (a ellos y a todos cuantos lean estas líneas), unas preguntas.

        Si es verdad lo que dicen – y yo por supuesto, lo comparto-,  ¿por qué los famosos, los políticos, los jueces, los periodistas, los médicos, los medios de comunicación, y los ciudadanos de a pie, no salen en tromba y dan su imagen para defender al hijo de toda embarazada? ¿Acaso un hijo es menos hijo cuando sus padres no son ricos ni famosos? ¿Acaso no hay que defender los sueños de los menos desfavorecidos? Si como afirman, (y  repito que lo creo) intentan reducir la mortalidad infantil, ¿por qué no defienden, ustedes y la asociación que organiza el evento, el derecho a la vida de todo concebido? ¿Es que los otros concebidos no están vivos o no tienen derechos? ¿Qué pasa con la mortalidad antes de nacer? ¿O es que únicamente hay mortalidad infantil después de nacer? ¿Por qué unos sí y otros no? ¿Por qué los supuestos derechos de unos contra los derechos de los más inocentes? ¿Por qué esa hipocresía, y ese silencio cobarde ante los abortistas? ¿Para cuándo una ley que proteja la vida, toda vida, desde su concepción hasta la muerte? ¿Por qué no cuestionan que todo el mundo hable del  hijo de unos famosos mientras se ignora el derecho básico y primario de todos los demás? ¿Por qué no cantan a los desaparecidos y meten un gol a la injusticia que ampara el acabar con sus vidas? Por favor, amplíen un poquito su solidaridad y acuérdense de los millones que cada año, no llegan a nacer. ¡Más que mortalidad infantil, es  un genocidio y una carnicería. Tienen en sus manos una grandísima oportunidad, de volver a dar la vuelta al mundo, por el derecho a la vida. Muchos millones de no nacidos como su futuro hijo, se lo agradecerían.