FUTURO SOCIAL ACTUAL. DARÍO BOTERO PÉREZ


FUTURO SOCIAL ACTUAL

El surgimiento del “globalismo” -como ideología dominante, difundida por el Neoliberalismo como la máxima expresión del libre comercio predicado y difundido en el Mundo por la burguesía codiciosa e insaciable, desde los inicios del capitalismo- tiene un fundamento objetivo.

Sin duda, es fruto del crecimiento y la sofisticación de los mecanismos de intercambio y saqueo, con los cuales las sociedades históricas, eminentemente piramidales e inicuas, profundizan las diferencias sociales entre el 1% constituido por sicópatas desalmados (los potentados) y las mayorías que conforman el 99% subyugado y explotado por ellos.


Desde luego, el sustrato objetivo se halla en el desarrollo de las fuerzas productivas, que también alcanza a reflejarse en las mayorías despreciadas y alienadas, dotándolas de herramientas poderosas, capaces de servirles para alcanzar a vivir con dignidad en vez de resignarse al destino que les han trazado los potentados. 

Al efecto, los avances en telecomunicaciones y en informática, con los que se pretende controlar minuciosamente a los individuos, según nos advirtió George Orwell en “1984”, han puesto el conocimiento al alcance de todos, dotando a estas víctimas propiciatorias de un poder que sus opresores no sospecharon. 


Es que a los potentados y sus lacayos su arrogancia les impide admitir que todos somos humanos usuarios de cerebro e igualmente dignos, capaces y meritorios.  Inclusive, es posible que entre los despreciados haya inteligencias más brillantes que las poseídas por quienes los desprecian. A ellas corresponden los geniecillos que llamamos “cristales” e “índigos” y que se manifiestan en todas partes, cada vez con más frecuencia.

La puja de fuerzas entre los decrépitos sionistas y los humanos que despiertan, ha de alcanzar la medida justa para vencerlos y dar los frutos propicios.  O ganan las mayorías crédulas, sensibles y decentes; o los impostores herederos de Jacob acaban con todo lo que es significativo para la especie depredadora, causando estragos sobre las demás y sobre la biosfera, que difícilmente podrán ser superados.

¡Eh ahí el secreto!  ¡Hemos forjado herramientas aptas para democratizar las conquistas de la Humanidad!  Cada vez están más al alcance de cualquiera a pesar de la voluntad de despojo existente en los potentados.  Mediante su uso adecuado, podrán recuperar su grandeza humana las generaciones actuales, condenadas a la extinción por los herederos de Abraham, quienes, mientras tanto, las sumen en la ignorancia, la esclavitud, el hambre, las pestes, las guerras y hasta el envenenamiento deliberado y controlado de los medios de subsistencia.

Por fortuna, disponemos de instrumentos materiales, intelectuales, ideológicos y teóricos para vencer a los sicópatas arrogantes, insensibles, ambiciosos, violentos e ineptos, que nos han trazado tan detestable y absurdo destino.

Cualquiera puede intervenir, sin renunciar a su identidad ni privar de la suya a otros.

¿Será para no ensuciarse más que renunció Joseph Ratzinger al papado, pues ha entendido que, en vez del Fin del Mundo, la victoria de la Vida puede ser el resultado del desafío juicio finalista promovido por los sionistas?  Los hechos lo dirán…